José Enrique Cachutt De Sola en defensa de los venezolanos

José Enrique Cachutt De Sola

Hace pocos días el gobierno de Perú dejó conocer la noticia de que fueron expulsados 131 venezolanos por cometer delitos en la ciudad de Lima y Huancayos. Casi la totalidad de los que regresaron fueron parte de los detenidos durante el allanamiento de un hotel en Punta Negra. José Enrique Cachutt Da Sola explica la importancia de aplicar las leyes y así evitar generalizaciones xenofóbicas en contra de los venezolanos.

 

El lunes 27 de enero se llevó a cabo la expulsión de 131 venezolanos implicados en distintos delitos en Perú; algunos incluso son acusados de asesinar a un ciudadano peruano en la ciudad de Lima. Sólo del grupo de Punta Negra hay 95 hombres y 7 mujeres; quienes fueron investigados por la Dirección de Investigación Criminal de la Policía Nacional, informó el Ministerio del Interior. El resto de los venezolanos fueron detenidos por presentar una situación migratoria irregular y estar implicados en delitos menores. El ministro Carlos Morán fue el encargo de llevar a cabo todo el proceso de extradición de los venezolanos en Perú.

 

José Enrique Cachutt De Sola en contra de la creación de la brigada policial para extranjeros

 

“La creación de un equipo especial de la policía que se dedique exclusivamente a atrapar a extranjeros me parece un acto xenófobo. Tomamos en cuenta que sólo el 1,2% de los venezolanos que residen en el Perú ha cometido un delito. Si tenemos problemas con la delincuencia no es algo que sea responsabilidad de los extranjeros. En lugar de crear este departamento fomentador de xenofobia reforcemos de manera real la seguridad de Lima”, dijo el defensor de los derechos de los inmigrantes, José Enrique Cachutt De Sola.

 

Varios defensores de los derechos humanos han repudiado la decisión de formar una brigada que dedique a delitos cometidos a extranjeros; para muchos de los defensores esto es un acto que contribuye a la xenofobia contra ciudadanos de determinados países. Muchos alegan que el que estos extranjeros cometan el 1,2% de los robos en Perú no afecta de forma notable las cifras de delincuencia en el país.