Entrevista con David P Sañudo en el Zinemaldia 2020 sobre «Ane» | Zinemaldia

David Pérez Sañudo

El director vizcaíno se presenta en este Zinemaldia con dos trabajos bajo el brazo: “Ane”, su primer largometraje, y “Alardea”, serie dirigida para ETB.

David Pérez Sañudo (Bilbao, 1987) ha contado con dos ventanas para mostrar sus trabajos en esta edición del Zinemaldia. Por un lado, ha proyectado el largometraje “Ane” en la sección New Directors, en la que participan primeros o segundos cortometrajes de los directores, y, por otro, anoche proyectó en la Gala EiTB que acogió el teatro Victoria Eugenia un montaje especial e inédito de “Alardea”, serie para EiTB que ha dirigido.

Ya llevada a la pantalla en 2018 en formato de cortometraje, David Pérez Sañudo ha desarrollado lo esbozado entonces en “Ane”, su primer largometraje, que ha recibido en general alabanzas por parte del público y la crítica. La película se sustenta sobre la relación entre una madre y su hija (Patricia López Arnaiz y Jone Laspiur, que también vimos en “Akelarre”), enmarcada en una Euskal Herria de 2009 en la que se manifiestan diferentes conflictos sociales: las obras del tren de alta velocidad (la madre es vigilante en las obras y la hija una activista contra el proyecto), expropiaciones, violencia en las calles, detenciones y cargas… 

Hemos hablado con Sañudo de esta película sobre la ausencia, que no deja de apelar al espectador a través de guiños simbólicos insertados en la historia.

Hace dos años mostrasteis la historia de “Ane” en formato de cortometraje. ¿Se trataba de un paso intermedio?

La película que hicimos en 2018 era muy diferente, pero, como has dicho, fue una buena estrategia para demostrar nuestras habilidades profesionales.  El largometraje tiene un estilo más áspero, más afilado.

Mikel Losada y Patricia López Arnaiz

¿Qué caminos creativos te ha abierto el paso del corto al largo?

En el formato largo, tienes que tener en cuenta un montón de cosas. Lo más importante es elegir bien, organizar todo con el equipo de trabajo y realizar una buena prepoducción antes de rodar. Se ha tratado de una experiencia difícil, sin duda.

La historia está ambientada en Euskal Herria en 2009, en un marco conflictivo con la oposición al TAV, detenciones, cargas… ¿Por qué habéis elegido ese contexto para ambientar una película que gira en torno a la incomunicación?

Me pareció muy interesante, creo que las obras de ingeniería civil son muy metafóricas. Por ejemplo, un tren o una carretera unen dos puntos, ese suele ser su objetivo, pero, al mismo tiempo, separan dos espacios.

En el caso de Ane, la historia sucede en un barrio ficticio. Pero, con la excusa del TAV, proponemos una tesis sobre la comunicación.

Patricia López Arnaiz

Las protagonistas principales de la película son Patricia López Arnaiz y Jone Laspiur. ¿Qué destacarías sobre su trabajo?

Cuando terminé el casting y vi a Jone Laspiur, tuve muy claro que iba a hacer el personaje de Ane, era Ane. Y estoy seguro que el año que viene va a estar a tope de trabajo.

Patricia es famosa, tiene experiencia y esa mezcla ha ayudado al proyecto. Ambas son listas y, lo que es más importante, buenas personas.

El espectador halla muchos símbolos y pistas mientras la película avanza. ¿Qué tipo de espectador tenías en la cabeza a la hora de escribir el guion?

Hemos querido tratar al espectador con respeto desde el principio, tanto en lo que respecta al apartado simbólico como a la distancia formal. La colocación de los elementos, su uso, la huella de quien los ha usado… Todo eso forma parte de la propuesta.

La película habla sobre la comunicación, sobre el silencio, sobre las carencias… Y los rastros de los elementos se hacen notar en ellos. Y eso no ocurre solo analógicamente, también ocurre en digital, por lo que podemos sumergirnos totalmente en lo que hace Ane.

¿Cómo has vivido la presencia de “Ane” en New Directors? ¿Qué crees que le puede dar a la película su paso por el Zinemaldia?

Diría que el Zinemaldia es mejor lugar del mundo para proyectar esta película. Le otorga al proyecto un sello de calidad.

Además de “Ane”, también has presentado en este Zinemaldia, dentro de la Gala EiTB, la serie “Alardea”. ¿Qué nos puedes contar sobre ella?

Son experiencias muy diferentes, es mi primera vez en el mundo de la televisión y la serie “Alardea” ha sido un encargo. Me encontré una historia muy feminista, y me pareció interesante.

De todas formas, como te digo, el proceso ha sido muy diferente: por un lado, el trabajo de dirección es muy relativo. La cadena te marca el ritmo del montaje, y decide prácticamente todo. Tienes que tener en cuenta que no se trata de un proyecto tuyo.

Ahora, me gustaría hacer un proyecto diferente. Estoy escribiendo un guion sobre la generación Erasmus junto a Marina Parés.



Fuente