El confinamiento marca el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo 2020 | Sociedad

Un niño juega con un peluche. Imagen gratuita no sujeta a derechos de autor.

Sociedad

2 de abril

Agencias | Redacción

Permanecer encerradas en casa es un desafío para las personas que padecen este transtorno, que estos días han tenido que hacer frente a la falta de comprensión de parte de la sociedad.

Mantenerse en casa es la mejor manera de evitar la expansión de la pandemia del SARS-CoV-2, patógeno causante de la enfermedad COVID-19, pero para las personas con autismo el encierro puede resultar todo un desafío.

«Hay quienes se sienten mejor quedándose en casa, porque prefieren entornos muy conocidos, pero hay otros con una rutina muy establecida y el cambio les puede causar estrés o ansiedad«, afirma el doctor César Reynoso, jefe de la Clínica de Autismo y Trastornos del Neurodesarrollo del Hospital ABC.

Es por ello que el cierre de escuelas, de lugares de trabajo y centros de terapia es un cambio de entorno y puede llegar a alterar sus rutinas, lo que para muchos de ellos representa estabilidad.

Es la razón por la que salir a la calle para personas con autismo es básicamente una cuestión de salud.

El autismo es un espectro de trastornos caracterizados por graves déficits del desarrollo, permanentes y profundos, que afectan a la socialización, la comunicación, la imaginación y la conducta, entre otras cosas, y está presente en aproximadamente el 1 % de la población a nivel mundial.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que una de cada 160 personas tiene un trastorno autista.

«Falta de tolerancia» durante el confinamiento

Aprenem, la Asociación per a la Inclusión de las Personas con Trastorno del Espectro Autista, ha criticado la «falta de tolerancia» mostrada por algunas personas con los autistas que durante estos días de confinamiento están llevando a cabo «salidas terapéuticas» y ha pedido «comprensión y respeto».

La asociación, que agrupa a unas 550 familias con hijos con autismo, ha considerado que esta falta de comprensión demuestra que tiene «más motivos que nunca» para seguir con las labores de visibilización y ha asegurado que continuará llevando a cabo su labor de sensibilización social a pesar de la situación actual.

Aprenem ha aplazado los actos previstos de conmemoración del Día Mundial del Autismo y ha lanzado la etiqueta #acasadeblau, con la que invita a colgar fotos, vídeos y dibujos con el color azul -símbolo del autismo- como protagonista, con el objetivo de sensibilizar y visibilizar a las personas con TEA y romper mitos y estereotipos.



Fuente