Desprendimiento ladera AP-8, Zaldibar: Buscan a dos trabajadores, 7 febrero 2020 | Sociedad

Imagen aérea del desprendimiento en Zaldibar una ladera situada junto a la AP-8. Foto: EFE

Sociedad

BIZKAIA

AGENCIAS | REDACCIÓN

Las labores de búsqueda han continuado durante toda la noche con grupos electrógenos. Los perros de rescate desplazados a la zona han marcado diversos puntos, sin resultado por el momento.

Los servicios de emergencia continúan buscando en Zaldibar a dos trabajadores que podrían haber quedado sepultados tras el desprendimiento de una ladera situada junto a la AP-8. En el momento del corrimiento de tierra ambos se encontraban trabajando en un vertedero situado en lo alto de la ladera.

Los perros de rescate desplazados a la zona han marcado diversos puntos, en los que se han centrado las labores de desescombro, sin que por el momento hayan dado resultado.

Una vez agotada la luz natural, las labores de búsqueda han continuado durante toda la noche con grupos electrógenos. Los equipos de emergencia también han contado con maquinaria pesada para facilitar la retirada de la tierra desprendida.

El desprendimiento de grandes dimensiones ocurrió ayer, jueves, sobre las 16:00 horas, y provocó el cierre de la autopista, que, según se prevé, podrá  ser reabierta este viernes. También causó el cierre de la variante de Ermua.

Además, dos caseríos de la zona han sido desalojados por precaución.

La caída de la ladera, que ha arrastrado toneladas de tierra, piedra y árboles, no ha afectado directamente a ningún vehículo en circulación, aunque al poco tiempo de producirse el desprendimiento comenzaron a buscar a los dos trabajadores de la escombrera, a quienes se echaba en falta.

Limpieza de la calzada

Por su parte, los técnicos de la Diputación Foral de Bizkaia que trabajan para retirar el material desprendido desde el vertedero, calculan que han caído sobre la calzada entre 3.000 y 4.000 metros cúbicos de inertes, que han ocupado una superficie de 30 metros de anchura.

La lengua de material, de hasta cuatro metros de altura, ha entrado unos 35 metros en la calzada de la autopista y la variante de Ermua. El objetivo es limpiar ambas calzadas y abrirlas al tráfico para primera hora de este viernes, de modo que se pueda establecer un «by-pass» en la autopista y recuperar parcialmente la circulación.

En ello están trabajando 25 operarios y se han movilizado seis excavadoras y once camiones, según la Diputación.

Junto a los bomberos y otros servicios de emergencia, la Ertzaintza ha enviado un amplio dispositivo a la zona, incluido un equipo de montaña, un helicóptero y drones para inspeccionar la zona.

Por otro lado, la caída de la ladera ha arrastrado a unas torretas eléctricas, lo que ha provocado un corte de fluido que ha afectado a 6.400 clientes, aunque en 10 minutos se había repuesto el servicio para el 98 % de ellos, según han informado fuentes de Iberdrola.

VÍDEO | La Ertzaintza comprueba si hay alguna persona atrapada bajo tierra

VÍDEO | Una geóloga ofrece su opinión sobre el desprendimiento de Zaldibar

VÍDEO | Cortado el tráfico en la AP-8 por el desprendimiento en Zaldibar



Fuente