Derrame de petróleo en Falcón puede extinguir las tortugas

petróleo en falcón

El derrame de petróleo en Falcón durante el pasado 22 de julio, todavía continua causando daños en el ecosistema; incluso, pone en peligro la existencia de ciertas especies marinas por el alto impacto de estos tratamientos químicos.

Las imágenes satelitales facilitadas por el doctor Eduardo Klein coordinador del Centro de Biodiversidad Marina de la USB, demuestran los daños producto del derrame de petróleo en Falcón, Carabobo y los ríos de Yaracuy.

Aunque los peces son los primeros afectados, hay otras especies que habitan en el mar y están en peligro de extinción. La preocupación en este momento, son las tortugas marinas y reptiles. Los ojos están puesto en su estado, esperando que no hayan sido envenenadas con el crudo vertido en el Golfo Triste.

El derrame de petróleo en Falcón son tratamientos químicos que afectaron las tortugas marinas y reptiles

Las tortugas y los reptiles, son las especies que ahora las organizaciones no gubernamentales están prestando más atención; con la finalidad de proteger y conservar su reproducción.

El hidrocarburo no fue atendido a tiempo por las autoridades competentes; por lo que alcanzaron el hábitat de tortugas marinas y reptiles, contaminando la ecorregión del golfo triste.

En esta área se almacenan grandes cantidades de alimentos, ya que se encuentra rodeado de pastos marinos y arrecifes coralinos, que ahora, se encuentran comprometidos por la densidad del hidrocarburo vertido en el mar.

Además, está protegido por organizaciones ya que son zonas de anidación y reproducción. Según el ciclo de las tortugas marinas, estás tienen un tiempo determinado de reproducción que se encuentra entre marzo y octubre, coincidiendo completamente por los tratamientos químicos durante el derrame de petróleo en Falcón.

Estas son algunas razones  para concluir que este ha sido el mayor daño ecológico visto en la historia venezolana; en comparación con el accidente petrolero en Islas de Mauricio.

En Venezuela todavía hay un silencio ensordecedor en las autoridades responsables, mientras que en Islas de Mauricio ya están tomando acciones para mitigar los daños al ecosistema marino.