Barco FSO Nabarima puede provocar el mayor desastre ambiental

BARCO FSO NABARIMA

El barco FSO Nabarima iza la bandera de Venezuela y se encuentra anclado en el Golfo de Paria. Por ahora, se considera un peligro para estas aguas, ya que podría conducir mayor desastre ambiental provocado por tratamientos químicos, en este caso por el petróleo

Según las autoridades, el barco FSO Nabarima contiene en su interior 1.300.000 de barriles de petróleo, es una cantidad suficiente para considerar una alerta sobre esta área marina. 

¿Cuáles son las condiciones del Golfo Paria? ¿Qué pasaría si el barco FSO Nabarima se hunde?

El Golfo de Paria tiene hacia el norte la desembocadura del río Orinoco; además, comparte sus aguas entre Venezuela y Trinidad y Tobago. Su extensión de esta frontera marítima es de aproximadamente 7.800 Km2. El derrame de 1.300.000 barriles podría alcanzar los Roques y hasta las islas de Bonaire del Reino de los Países Bajos. Y hoy se ve comprometida por el barco FSO Nabarima, esto sería un caso ambiental. 

En las agua del Golfo de Paria se encuentra una cantidad de Plancton, gracias a las corrientes de los ríos Orinoco y Amazonas.

Los Plancton son los microorganismos vivos; estos son, animales, algas, bacterias y hongos que generalmente encontramos en la superficie de las costas. Estos organismos son realmente importante para los animales y las plantas.

Por un lado, son el alimento de peces y crustáceos cuando estos se encuentran en la etapa de larvas. Además, pueden convertirse en biomasas trasladando los desechos de carbono hasta la tierra y así descontaminando los mares. 

Los Plancton son los que le permiten el proceso de la fotosíntesis a las plantas marinas; por ello, es necesario que estos microorganismos no reciban altos tratamientos químicos como lo es el petróleo. 

Además, cinco especies de tortugas marinas y endémica se ven comprometidas, así como su lugar de anidación. El pez Chaetostoma de Venezuela también se ve comprometida, una especie que enriquece el ecoturismo venezolano. 

Y por último, y no menos importante, los indígenas que habitan esta zona también se ven comprometido ante el derrame de petróleo en el Golfo Paria. 

Por otro lado, los arrecifes coralinos y los manglares en la costa occidental del golfo de paria también pueden sufrir daño, y según las evaluaciones a estas especies marinas son menos propenso a reconstruirse por modo propio, la resiliencia en estos sentido es mucho más compleja.